ELECTRICISTA AUTORIZADO EN SEVILLA

Si tienes que confiarle tu instalación o reparación eléctrica a alguien, asegúrate de que está autorizado para ello

Presupuesto para un Electricista Autorizado 

Política de Privacidad

¿Qué es un electricista autorizado en Sevilla?

En la actualidad, las profesiones deben estar debidamente reglamentadas, es decir, los profesionales que trabajan en diferentes sectores tienen que poseer unos estudios y unas certificaciones que homologuen ese conocimiento que dicen tener. Esto garantiza la seguridad tanto de los contratantes (los dueños o responsables del lugar) como del profesional que ejerce su labor. De ahí que sea siempre necesario contratar a un electricista autorizado en Sevilla cuando ocurra alguna avería en una vivienda, en una empresa o una oficina.

Los electricistas autorizados son profesionales de la electricidad que trabajan con instalaciones de alta y baja tensión, y cuentan con acreditación oficial que demuestra la formación en dicho campo, pues esto asegurará que conoce las normas de seguridad vigentes para el desarrollo de su labor. Cuando se es un electricista autorizado se puede trabajar como autónomo o en una empresa de electricidad que esté también autorizada.

La titulación de electricista autorizado se emite a nivel autonómico por los organismos competentes. Cada comunidad es la encargada de regular sus propios requisitos a obtener para que los usuarios interesados consigan la titulación, aunque en la mayoría de los casos todas cuentan con un examen escrito sobre la profesión.

Esta acreditación no es permanente y requiere de un reciclaje de conocimientos regular que garantice la actualización constante de datos e información para asegurar siempre que los cambios que se realicen están dentro de las normativas, ya que estas últimas van evolucionando con el paso del tiempo.

Este tipo de formación está muy regulada y reglada por las diferentes Comunidades Autónomas del país; de hecho, existen dos categorías de electricistas autorizados que se deben tener presente:

  • Categoría básica (IBTB): según la normativa, los instaladores que pertenezcan a esta categoría solo podrán realizar, mantener y reparar aquellas instalaciones eléctricas de baja tensión.
  • Categoría especialista (IBTE): estos instaladores, además de poseer las competencias de la categoría básica (la anterior), también están autorizados y formados para realizar, mantener y reparar las instalaciones eléctricas correspondientes a sistemas de control distribuido o de adquisición de datos, de locales con riesgo de incendios o de similares características.

Razones por las que siempre contratar a un electricista autorizado en Sevilla

Un instalador eléctrico autorizado es el responsable que salvaguarda la integridad de la instalación para que con el paso del tiempo y su uso diario no se estropee ni genere ningún contratiempo que ponga en peligro el inmueble o a las personas que en él habitan. Los sistemas eléctricos, ya sean de una casa o de algún dispositivo, son cada vez más complejos, es por ello que se requiere de personal especializado para poder solventar los problemas que presenten.

Pueden llevar a cabo cualquier instalación de servicio, también se encargan del mantenimiento o de las reparaciones. Sus competencias les habilitan para actuar en instalaciones domésticas como las de edificios, casas u oficinas, como aquellas de mayor escalas relacionadas en el ámbito profesional (fábricas, hospitales, empresas, etc).

Garantía de protección

Cuando ocurre una avería relacionada con la electricidad, o con la rotura de algún electrodoméstico, lo ideal es contactar con un electricista autorizado en Sevilla, ya que ellos se aseguran de que durante la reparación del sistema los electrodomésticos queden protegidos y no sufran ningún daño. Además, suelen contar con la obligatoriedad de tener un seguro de responsabilidad civil, por si algo pudiera suceder durante su intervención o posterior a esta, así se podrían sufragar los daños ocasionados.

Conocimientos reglados

Los electricistas autorizados tienen una formación y una mayor experiencia en el trabajo. Son profesionales que han cursado por diferentes etapas de estudio y han tenido que pasar pruebas y exámenes para ser habilitados.

En la actualidad, es necesario formarse para ser electricista autorizado, por ello es importante que el usuario solicite la titulación específica antes de contratar los servicios para así asegurarse de que el trabajo que se va a llevar a cabo en su residencia cumplirá con todos los requisitos en cuanto a seguridad se refiere. Confíe en el profesional que se haya elegido, él gestionará toda la trama hasta hallar una solución a la situación que se tiene.

Ahorro de tiempo y esfuerzo

Los electricistas autorizados en Sevilla tienen un amplio conocimiento que les permite realizar una evaluación de los daños por reparar o de aquello que va a ser necesario instalar de una manera rápida y sencilla, gracias a su formación y a las herramientas que utiliza para ello.

Esto ahorrará dinero y esfuerzos al propietario del inmueble, que verá su situación resuelta en poco tiempo, sin necesidad de que tenga que intervenir ni invertir más dinero del necesario.

Ahorro de dinero

Las instalaciones eléctricas son muy complejas y requieren de un profundo estudio antes de su instalación. En la actualidad, prácticamente todos los elementos que componen una casa requieren de electricidad, eso quiere decir que deben estar conectados regularmente a un enchufe, por ello es preciso que se instalen varios por las estancias de una forma estratégica. Además, el sistema debe estar organizado correctamente y debe soportar la máxima potencia que se pudiera llegar a contratar, evitando así situaciones peligrosas en el futuro.

Posee herramientas homologadas

Estos profesionales cuentan con herramientas y materiales adecuados para la ejecución de su trabajo. Gracias a ellos, solucionan cualquier tipo de avería en minutos y ejecutan una instalación de manera segura y con las mejores garantías.

La electricidad es el punto más peligroso de una casa. Si no está montada adecuadamente, un simple fallo podría provocar un cortocircuito que derivaría en un incendio. Por ello, en este tipo de instalaciones no se puede escatimar en materiales ni en la calidad de estos, por lo tanto tampoco en profesionales que llevarán a cabo la tarea.

Gracias a internet se puede buscar y estudiar a fondo al profesional que se desea para realizar la reparación o la instalación del cableado en la vivienda. Para asegurarse de que la reparación será rápida y correcta es mejor cerciorarse de que el profesional sea un electricista autorizado y que tanto él, como los profesionales que trabajan en el mismo equipo, poseen las medidas y la reglamentación necesarias.