Electricistas en Sevilla

Trabajo Profesional y Económico
NosotrosPresupuesto
9

Instalaciones domésticas

Solucionamos cualquier incidencia que tengas con la instalación eléctrica de tu vivienda

9

Instalaciones empresas

Si necesitas un electricista de confianza que te deje tu negocio o empresa listo, confía en nosotros.

9

Pruebas y asesoramiento

Si quieres comprobar que todo está correcto o necesitas asesoramiento sobre electricidad, ¡escríbenos!

¿Podemos ayudarte?
Miles de trabajos nos avalan.

Si necesitas un electricista en Sevilla, deberías contar con los mejores profesionales. Nosotros somos electricistas con cientos de clientes satisfechos, no sólo por nuestros trabajos, sino también por nuestros precios.

Trabajamos duro y nos tomamos cada instalación como si fuera nuestra. ¿Y los precios? Muy inferiores a los que piensas.

Política de Privacidad

Dirección

Juan de Mata Carriazo 3
41018 – Sevilla

Problemas de electricidad comunes en una casa

Los problemas electricidad son muy comunes en las casas, sobre todo en aquellas en las que la instalación sea antigua o no fuera montada adecuadamente en su momento. Esto puede suponer un riesgo para la integridad de los miembros de la familia, pues una red eléctrica dañada podría causar daños físicos y materiales.

Ante cualquier problema eléctrico, lo más importante es salvaguardar la integridad del hogar y de las personas que allí habitan. Por lo tanto, es importante que se conozcan los riesgos y los problemas de electricidad más comunes que suelen darse en una casa. Por suerte, los materiales que se utilizan en las instalaciones son cada vez más seguros, lo que garantiza en muchos casos su reparación.

Un fallo eléctrico es un evento anormal que produce el mal funcionamiento de un circuito eléctrico, lo que suele ocasionar, en el mejor de los casos, el corte del suministro, y en el peor, accidentes fatales donde se dañe la integridad de las personas. Este tipo de problemas suele dañar la instalación y los componentes de esta, teniendo que reemplazarlos posteriormente para que vuelva a funcionar y sea segura de nuevo.

Las instalaciones eléctricas son uno de los puntos débiles de las viviendas, las cuales requieren de supervisión regular y renovación, ya que cualquier fallo en ellas puede suponer un grave problema. Los profesionales en la materia siempre recomiendan contratar a un experto tanto para la instalación como para las diversas revisiones que se les debe hacer. Por ello nuestro equipo de electricistas en Sevilla siempre estará a su lado  para guiarlo y asesorar en todo lo que necesite, ofreciéndole las mejores opciones, materiales y proveedores, creando así un sistema adaptado a sus necesidades y siempre con el mejor presupuesto.

Problemas por los que buscar a un electricista en Sevilla

En una residencia, la electricidad es un elemento fundamental para la comodidad y la seguridad de los habitantes. Es necesario ser precavidos a la hora de manejar sistemas eléctricos, pues un aparato mal conectado o mal arreglado podría provocar una gran falla en cadena en el resto del sistema.

Los problemas eléctricos en las casas son muy frecuentes, y pueden producirse por diferentes causas o motivos. Por ello, los profesionales de electricistas Sevilla indicamos a continuación cuáles son los problemas más frecuentes que se dan en una vivienda relacionados con la electricidad.

Salto del diferencial

En muchas ocasiones al enchufar o conectar un aparato a la red eléctrica de repente la luz se va, haciendo en ocasiones un pequeño ruido que angustia aún más a los usuarios. Este problema es muy habitual y suele suceder cuando se llega al límite de potencia eléctrica. Ese exceso de demanda hace que salte el diferencial, que es una medida de seguridad, y se vaya a luz.

Si esto sucede muy a menudo, pueden ocurrir dos cosas: que se necesite contratar más potencia o que puede haber algún problema en la red y para solventarlo es necesario llamar a un electricista profesional que analice la situación.

Cortocircuitos

Este es un problema grave que puede ocasionar serias consecuencias en el sistema y en los aparatos eléctricos de la casa. Suele producirse cuando hay una mala conexión eléctrica o cuando hay un fallo en el aislamiento del cableado (algo que ocurre en las redes de casas antiguas, en las que se llevó la instalación a cabo hace más de 30 años y no han pasado más revisiones desde entonces). Otro motivo puede ser el deterioro de aparatos o cables eléctricos, o del exceso de electrodomésticos conectados a un mismo enchufe, algo que sucede de manera muy frecuente en la actualidad y que nosotros siempre desaconsejamos a nuestros clientes.

Enchufes que pierden la conexión

Los enchufes suelen dejar de conectar, porque se quedan anticuados o se rompen al enchufar algo muy bruscamente. Cuando dejan de transmitir electricidad es necesario cambiarlos, pero siempre tomando una serie de precauciones.

Lo primero que se hace es desconectar la corriente de la zona a través del panel general de la casa. Después solo habrá que desatornillar y acceder al mecanismo del enchufe. Muchas personas lo hacen por cuenta propia en sus casas, pero si nunca se ha llevado a cabo y se tienen dudas lo mejor es contar con ayuda profesional.

Quema del cuadro eléctrico

En las nuevas instalaciones es poco común que pueda darse esta situación, ya que suelen estar compuestas por materiales aislantes adecuados que soportan la carga eléctrica. Pero en aquellas casas donde el cuadro eléctrico fue colocado hace varias décadas y nunca ha sido cambiado, suele ocurrir que las subidas de tensión o las sobrecargas hacen que el cableado no pueda soportarlo y se queme la caja de cambio.

Esto puede ser muy peligroso, ya que si la caja se quema o arde puede daña, toda la instalación, todos los electrodomésticos que estén conectados y además dañar la salud física de la casa y de las personas que en ella habitan.

Si se sospecha que se posee un cuadro eléctrico, o se desconoce de cuándo podría ser este, lo mejor es contactar con electricistas profesionales, que puedan hacer un análisis y valoración del cuadro eléctrico y del resto del sistema para saber si es necesario reemplazarlo o asegurar ciertas vías.

Rotura de electrodomésticos

Antes de declarar que no funciona un electrodoméstico, lo primero que debe hacerse es revisar que el enchufe o regleta al que está conectado sigue funcionando. En muchas ocasiones es una falsa alarma, pues lo que ha dejado de funcionar es el administrador de corriente en vez del aparato.

Para evitar la mayoría de los problemas eléctricos anteriores mencionados es indispensable contar con la ayuda de un electricista profesional, que realice un mantenimiento frecuente a las instalaciones, sobre todo cuando estas son desconocidas para el inquilino. Es habitual que al mudarse un usuario desconozca cómo se encuentra la salud eléctrica de su nueva casa, por ello lo mejor es llamar a un electricista profesional y que este evalúe la situación para no padecer las consecuencias que una vieja o mala instalación podría provocar.